Ciudadano Klínex: El primer Salvados de Jordi Évole triunfa en las redes sociales

En el primer ‘Salvados’ de la temporada, Jordi Évole viajó a Suiza para conocer y comparar los mecanismos participativos con los que cuenta la democracia de ese país con los existentes en España y también entrevistó a Álvarez Cascos y Anguita, convirtiéndoles en Trending Topic inmediato en Twitter

Ciudadano Klinex el primer salvados de jordi evole triunfa
Ana Bort
17/9/2012

‘Ciudadano Klínex’ se convirtió ayer en Trending Topic en Twitter (es decir, una de las palabras más escritas en la red social durante un periodo de tiempo) desde el comienzo del primer ‘Salvados’ de la temporada en La Sexta.

El programa presentado por Jordi Évole consiguió un record histórico en la cadena con un share del 15% en un programa en el que viajó a Suiza para conocer y comparar los mecanismos participativos con los que cuenta la democracia de ese país con los existentes en España.

Durante el programa Évole entrevistó a Daniel Ordás, miembro del partido socialista suizo, que el explicó algunas de las curiosas características de la democracia suiza. Por ejemplo, que los referendos allí celebrados (doce al año) son vinculantes y pueden ser convocados por los ciudadanos. Además, apuntó que en Suiza solo 157 personas viven de la política y que el resto de la clase política se dedica a ello como hobbie.

Otros de los que también aparecieron en el programa y que fueron Trending Topic en Twitter fueron los ex políticos españoles Francisco Álvarez Cascos y Julio Anguita. El ex ministro y presidente del Foro Asturias Álvarez Cascos declaró estar en contra de las listas electorales abiertas, otra de las peculiaridades del sistema suizo y manifestó que Aznar fue un político talla euro, Zapatero talla peseta y Rajoy, manifiestamente incompetente.

Por su parte, Julio Anguita llamó mucho la atención por la acidez de sus ideas, convertidas en controvertidos titulares al instante en la red. El excoordinador de Izquierda Unida declaró que en España quien más tiene no paga y que la crisis no tiene solución, porque no hay fuerza política capaz de arreglarlo.