Cierran temporalmente el Palau de les Arts tras varios desprendimientos en la cubierta

Se han desprendido varios trozos del revestimiento de cerámica que cubre el edificio, por ello las autoridades han ordenado la clausura indefinida del Palau.

palau de les arts
Teresa Gandia
27/12/2013

La Ciutat de les Arts i les Ciències ha decidido cerrar temporalmente el acceso al Palau de les Arts y suspender todas las funciones programadas a causa de un pequeño desprendimiento de parte del revestimiento cerámico que decora la cubierta, el ‘trencadís’.

El pequeño desprendimiento se produjo el pasado jueves en torno a las 12:30 horas de la mañana. La zona donde cayó estaba acotada por vallas por lo que no hubo ningún riesgo para el personal ni los visitantes que se encontraban en la Ciutat de les Arts i les Ciències.

No obstante, los directivos del complejo turístico y de ocio han decidido ampliar el perímetro de seguridad en torno a la ópera valenciana y han suspendido las obras previstas hasta que se adopten las medidas de protección necesarias.

Desprendimiento de la cubierta del Palau de les Arts

EL conseller de Economía y Presidente de la sociedad pública Ciutat de les Arts i les Ciències, Máximo Buch, se ha personado en el lugar de los desprendimientos en varias ocasiones para comprobar lo ocurrido. El conseller comparecerá este viernes para explicar cuales son las causas..

Las primeras hipótesis apuntan a que el fuerte viento que ha soplado durante las últimas horas en la ciudad haya provocado las caídas del revestimiento.

Los ejecutivos del complejo han asegurado que se tomarán las medidas técnicas necesarias para velar por la seguridad y poder abrir el acceso al público y que se estudiarán las medidas legales para pedir responsabilidades por el desprendimiento.

Esta no es la primera vez que se pone en entredicho la conservación de la oṕera valenciana, que todavía no ha cumplido una década de vida y tuvo un coste aproximado de 400 millones de euros.

Compromís ya denunció la presencia de varias grietas en la cubierta del edificio el pasado mes de enero, lo que generó un gran revuelo por los sobrecostes que han rodeado la obra.

La Generalitat encargó un informe para realizar un análisis sobre el deterioro del Palau, en el que se encontraron ‘defectos constructivos‘, ante lo que el vicepresidente del Gobierno autonómico repartió la responsabilidad entre Calatrava y la empresa que ejecutó las obras.