Canal 9 triplica su audiencia con un especial sobre el cierre

Con la connivencia de la dirección, los trabajadores de Canal 9 sustituyeron el miércoles la programación habitual por un especial sobre el cierre de la televisión.

trabajadores de canal9 toman la parrilla
Isabel Sancho
7/11/2013

Tras el anuncio del cierre de Canal 9 por parte del Presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, los trabajadores decidieron “tomar” la cadena y sustituir la programación habitual por una programación monográfica sobre el cierre.

La audiencia registrada alcanzó un 9,4%, el triple del share habitual de la cadena autonómica.

El martes por la tarde, momentos después del anuncio de Fabra, los presentadores del informativo de las 20’30h comenzaron la emisión rodeados por compañeros y leyeron un manifiesto en el que denunciaban explícitamente la relación de directivos de la Radiotelevisión valenciana con el caso Gürtel o casos de acoso a trabajadoras de la empresa.

canal 9 triplica su audiencia

El miércoles por la tarde y tras el anuncio de dimisión de la directora general, los trabajadores tomaron el control de la parrilla sustituyendo la programación por un programa especial de ocho horas de duración, en el que afirmaron: “«Hoy podemos hablar. Hoy este programa estamos haciéndolo los trabajadores. Hoy hemos tomado la decisión de hacernos dueños de esta TV»

Durante la retransmisión pasaron por el plató personalidades de la política pero también de otros sectores de la sociedad, como el Presidente de la Asociación de Fallas de Especial, José Giménez, Ramón Ferrer de la Academia Valenciana de la Lengua (AVL) todos ellos lamentando el cierre de una televisión que sirve como vehículo de las costumbres y tradiciones valencianas.

Durante todo el día hubo fuertes críticas al Gobierno valenciano, por ejemplo, el informativo de mediodía comenzó con el titular: «Fabra no asume responsabilidades». Pero también hubo mucha autocrítica, mientras se sucedían imágenes como las del accidente de metro en la estación de Jesús ocurrido en 2.006, se decían frases como «no siempre hemos podido llegar al fondo» o «Sabemos que les hemos fallado a veces».

Los trabajadores aseguran que lucharán hasta el final y afirman que hasta que no les lleven a negro continuarán trabajando.