Camps no testifica en el caso Noós y declara estar en casa “haciendo vida normal”

El ex presidente de la Generalitat declara haber estado en casa ante su no aparición a declarar ante la Justicia. Al no ser localizado el juez Castro volvió el domingo. Camps ahora consigue conocer las demás declaraciones y no incurrir en contradicciones.

4338_costa_y_camps
Jaume Navarro
18/11/2013

Este fin de semana, el juez Castro se trasladó a Valencia para que testificasen los cargos valencianos inmersos en la investigación del caso Noós. La alcaldesa de Valencia Rita Barberá y el ex conseller de economía Gerardo Camps han testificado, pero el ex presidente de la Generalitat Francisco Camps eludió la cita con la Justicia este domingo.

Un agente judicial se personó en el domicilio particular en Valencia el sábado y el tribunal le llamó al teléfono móvil que el propio Camps les había facilitado en la citación. Ni el juez ni los policias judicial fueron capaces de localizar al dirigente del PP.

El juez tuvo que suspender la declaración y volver a citar al ex presidente en otra ocasión. Camps tenía que comparecer a las 11:30 de la mañana de ayer.

A última hora de la tarde del domingo, Camps declaró para ABC que durante todo el fin de semana se encontraba en Valencia “haciendo vida normal” y que nadie había acudido a su casa a citarle. Como ex presidente tiene el derecho a no acudir a testificar al juzgado, pero debe hacerlo por escrito ante una secretaria judicial.

Con su sorteo a la Justicia, Camps logra conocer el testimonio de los demás testigos e imputados que han declarado este fin de semana y por lo tanto, en su declaración no caerá en contradicciones, que es lo que pretendían evitar el juez Castro y el fiscal Pedro Horrach.

Camps tiene que explicar su relación con Urdangarín y las decisiones que afectaron a los contratos con el yerno del rey, al que el gobierno valenciano pagó cerca de 4 millones de euros por las tres celebraciones del Valencia Summit y unos Juegos Europeos que nunca se celebraron.

La alcaldesa de Valencia testificó el sábado y reconoció las reuniones con el marido de la Infanta en las que admitió que también estaba Camps. Rita Barberá basó su declaración en que creyó que la Fundación de Urdangarín era sin ánimo de lucro y que había sido engañada por el yerno del rey.

Ignacio Blanco de EUPV declaró este fin de semana, que la burla de Camps a la Justicia “retrata perfectamente cuál es el respeto por la Justicia del ex presidente y actual miembro del Consell Consultiu y también diputado en las Corts, aunque eso sí, en el Parlamento no lo busquen porque tampoco viene”.

“La sociedad está harta del doble rasero, de ver cómo la justicia es implacable con cualquier ciudadano de a pie pero Botín, la Infanta Cristina de Borbón, Francisco Camps o Rita Barberá siempre encuentran algún tipo de escapatoria” añadió el diputado.

El secretario general del PSPV, Ximo Puig, tachó de “actitud escapista” la mostrada por Camps, calificando de “indigno” que “huya de la Justicia y no dé la cara”.

Puig ha añadido que esto es “un reflejo más de lo que ha sido el PP en las últimas dos décadas marcadas por la corrupción, el despilfarro y la mala gestión“.

Por su parte, Enric Morera de Compromís, dijo el sábado que “la falta de colaboración” es debido a “la gran culpa que tiene o que siente con el saqueo de Noós”