Bolinaga: La libertad del etarra que ‘no estaba terminal’ indigna en Twitter

El que fuera el secuestrador de Ortega Lara fue excarcelado por razones “humanitarias” el pasado mes de agosto aunque ahora el Colegio Oficial de Médicos de Madrid ha respaldado la tesis que defendía la forense de la Audiencia Nacional Carmen Baena y ha asegurado que el asesino de tres guardia civiles podría haber sido tratado en la cárcel

bolinaga informe eta
Ximo Roselló
14/6/2013

Twitter ha hablado y lo hace indignado. El Colegio Oficial de Médicos de Madrid se ha pronunciado recientemente sobre Jesús María Uribetxeberría Bolinaga, secuestrador de Ortega Lara y asesino de tres guardias civiles, que fue excarcelado en agosto de 2012 por razones “humanitarias” por su enfermedad.

Este dictámen asegura que Bolinaga podría haber sido tratado perfectamente desde la cárcel y coincide con lo que defendía la forense de la Audiencia Nacional Carmen Baena al confirmar que el secuestrador, asesino y etarra, que solo llegó a cumplir 15 años de cárcel, “no estaba terminal”.

Esta nueva información se ha convertido en indignación por las redes sociales y bajo el hashtag #BolinagaALaCárcel, los usuarios están pidiendo que el etarra vuelva al lugar de “donde no tendría que haber salido”.

Del mismo modo, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, ha reclamado al juez de vigilancia penitenciaria que tenga en cuenta el dictamen médico -fruto de una discusión en la que han participado 13 profesionales- y ha pedido que todos los que abrieron a “Bolinaga la puerta de la calle asuman sus responsabilidades” y “lo que han hecho mal”.

El informe de Carmen Baena generó en su momento una notable polémica, ya que contradecía el realizado por una “comisión médica” aunque ningún médico se atrevió a firmarlo en solitario. Esta comisión concluía que Bolinaga se encontraba en una situación irreversible y probablemente fallecería a los nueve meses, casualmente, sobre estas fechas.

No obstante, el dictámen del colegio de médicos que ha salido recientemente defiende que por lo “hasta ahora expuesto” el informe de Baena “se ajusta adecuadamente a la práctica médica” que es no decidir ni opinar sobre si el paciente debe o no salir de la cárcel, “sino informar sobre su situación médica”.