Boda de Magdalena de Suecia: Todos los detalles de la boda y las imágenes de las mejor y peor vestidas de la cena de gala y el enlace

Este sábado la hija menor de los reyes de Suecia, Magdalena, se casó con el empresario Christopher O’Neill en una ceremonia marcada por la emoción y el estilo de los invitados de diferentes casas reales europeas

Magdalena de Suecia Enlace _ Banquete Barco
Ana Bort
10/6/2013

Algunas de las casas reales más importantes del mundo se reunieron este fin de semana en Suecia donde se celebró el enlace de Magdalena de Suecia con su novio el empresario Christopher O’Neill en la Capilla del Palacio Real de Estocolmo. Con este enlace Magdalena de Suecia pone un final feliz a su historia sentimental, ya que hace años huyó a Estados Unidos tras romper su compromiso con Jonas Bergström por sus infidelidades.

El viernes, el rey Carlos Gustavo invitó a todos los que el sábado iban a asistir a la boda a una cena de gala en el Grand Hotel de Estocolmo. Para el día siguiente, la princesa escogió a Valentino para su vestido de novia. El diseñador italiano creó un vestido de seda plisada con encaje de Chantilly de manga corta con un escote en la espalda.

Tras ella, una cola de cuatro metros tapada por el velo, de organza de seda y encaje. No utilizó la tiara de los camafeos de la reina Josefina que utilizan las herederas a tronos reales, sino en un guiño a sus padres, la tiara del rey Gustavo, un regalo a su madre que su padre le hizo cuando cumplieron diez años de matrimonio.

Tras la ceremonia los novios se dirigieron en un carruaje a hacer un pequeño desfile que terminó en el embarcadero de Evert Taube, donde se montaron con sus invitados en un barco para llegar al palacio de Drottningholm, donde se iba a celebrar el banquete.

De entre todos los invitados, entre los que no se encontraba ningún miembro de la Casa Real española, causó sensación el vestido que llevó Tatiana de Grecia, azul, muy vaporoso y romántico.

Victoria de Suecia se puso para la boda de su hermana un elegante vestido de color maquillaje y espectaculares joyas. Aunque quien más flashes acaparó fue su hija Estelle, a la que tuvo en brazos.

Aunque muchos ojos también se fijaron en la novia de Carlos Felipe de Suecia, Sofia Hellqvist, que también acudió a la boda pero tuvo que contentarse con un segundo plano, sin aparecer en fotos oficiales y en ningún momento en compañía de su pareja. Para el enlace se decidió por un entallado vestido color lavanda.

La orgullosa madre de la novia, la Reina Silvia lució un precioso vestido de organza en color jade con bordados de cristales de Swaroski. Haciendo un guiño a la primavera. Mary de Dinamarca apostó por el color con un elegante vestido color coral mientras que Charlene de Mónaco acudió sola con un sobrio vestido color marrón.

En otro de sus primeros actos oficiales tras su boda no hace ni un año, Stéphanie de Lannoy, gran duquesa de Luxemburgo, escogió el tono maquillaje combinado con tiara y joyas en ámbar. Mette Marit de Noruega escogió un vestido azul con capa.