Belén Esteban en Sálvame Deluxe: ‘Ahora solo soy adicta a la vida’

Aunque no confirmó a qué sustancia era adicta, aportó un informe de análisis toxicológicos de resultado negativo que solo pudo ver su presentador Jorge Javier y que la hacía sonreír de alegría al confesar que ahora solo era adicta a la vida, a su familia, a su hija y a su trabajo

belen esteban salvame deluxe ahora solo soy adicta a la vida
Ana Bort
3/12/2012

Como pronosticaba cualquier persona ‘aficionada’ a belén esteban (entendiendo a belén como un producto televisivo más, como ‘La Voz’, ‘Gran Hermano’ o ‘Las Mañanas de TVE’), en el regreso de la Princesa del Pueblo hubo muchas lágrimas y confesiones.

Quizás lo más sorprendente de su primera entrevista tras sus tres meses de terapia, operaciones y divorcio fue escucharla decir que fue adicta, pero que ya no lo es. Muchos de sus detractores la acusaron durante años de consumo de estupefacientes, de cocaína, de alcohol, cosa que ella siempre negó en rotundo.

Aunque no confirmó a qué sustancia era adicta, aportó un informe de análisis toxicológicos de resultado negativo que solo pudo ver su presentador Jorge Javier y que la hacía sonreír de alegría al confesar que ahora solo era adicta a la vida, a su familia, a su hija y a su trabajo.

Con fuerzas renovadas y sintiéndose como un ejemplo, Belén insistió muchas veces, mirando a cámara, que cuando una persona se siente adicta, cuando una persona quiere salir, debe querer y con el apoyo de su familia puede hacerlo.

La de San Blas repitió que su familia había sido su puntal, su apoyo y su esperanza, que tenía una depresión de grado cuatro diagnosticada y que quiere servir de ejemplo de superación. Su madre intervino en un video que la hizo emocionarse, en el que explicó que la veía desquiciada, sin ganas de comer, alterada y que con gran esfuerzo ha hecho sentir orgullosa a su familia y que les ha enseñado muchas cosas.

Belén fue muy crítica con su actitud en el momento en el que abandonó en el programa hace tres meses y manifestó que su estado de ánimo tenía muchos altibajos, que no descansaba, que lloraba mucho y que se sentía incapaz, fea y sin valor, dentro de una espiral de la que sola hubiera sido muy complicado salir.

Su paso por el psiquiatra con la Doctora Villanueva (consulta a la que continúa asistiendo una vez por semana) le ha abierto los ojos y la ha hecho volver a quererse, valorarse y ponerse por encima de todo. Ha apuntado que cualquier persona que sienta esa necesidad debe ir al psiquiatra y no sentirse ‘loca’ por ello.

Mirando de nuevo a cámara y de forma serena se dirigió a Fran, su ya exmarido, al que le deseó suerte y apuntó una revelación de tapadillo, que ella ya estaba recuperada y que esperaba que él hiciera lo mismo. Jorge Javier, presentador del programa, preguntó que si él también era adicto, pero ella no quiso comentar nada al respecto. Sus declaraciones diciendo que sus familias sabían cuál era ‘su’ problema y que le deseaba que se recuperara como ella lo dejaron claro.

Uno de los momentos más emotivos del programa fue cuando sus compañeros de programa fueron entrando uno a uno, dejando ‘los difíciles’ para el final y cada uno le mostró su apoyo y su amor.

Mila Ximénez le increpó con cariño que le supo mal que no hubiera confiado en ella y le mostró su apoyo y Kiko Hernández, con quien tuvo una discusión el último día, también se mostró cariñoso con ella y aceptó sus disculpas.

Belén Esteban apuntó que su vida había cambiado, que madrugaba, que cosía, salía, veía a gente y que su rol en el programa iba a cambiar. ‘La Esteban’ se ha comprado una libreta y quiere informar, aprender de sus compañeros y ser útil en las reuniones.

Esta experiencia la ha hecho más fuerte y ha mejorado su relación con todo el mundo. Poco a poco irá demostrando si todo es cierto y recuperará la confianza de sus amigos y compañeros y sabremos si este producto televisivo llamado ‘Belén Esteban’ ha cambiado su escaleta y nos ofrece algo más que lloros, gritos y divorcios exprés.