Bandera verde en Alicante a pesar de los peces raya: Playas afectadas

La decisión de colocar una bandera u otra pertenece al servicio de socorristas de la playa. Los especialistas de l’Oceanogràfic afirman que «prohibir el baño en agosto porque haya aparecido un pez de este tipo no se justifica».

manta-raya
Andrea López
14/8/2013

Aunque las rayas prefieran las playas valencianas, ahora también visitan las alicantinas. No obstante, cuando unas izan la bandera amarilla e incluso la roja, las otras, las de Alicante, continúan con la bandera verde aferrándose al hecho de que no representan un peligro para las personas.

En la jornada del domingo la playa de Muchavista del Campello, en Alicante, fue el objetivo de cuatro peces raya. Los socorristas, que son los encargados de determinar la peligrosidad del baño y colocar la bandera pertinente en cada caso, advirtieron a los bañistas que no se acercaran a la zona donde habían sido vistos los animales marinos, pero que continuaran disfrutando del agua mientras ondeaba la bandera verde.

En Valencia es diferente. Cuando se avistó el domingo la primera raya en las playas de Benicàssim y Cabanes, gestionadas por la Cruz Roja, se cambió la bandera a amarilla, y cuando vieron la presencia de más de dos rayas se prohibió el baño y se colocó la bandera roja. En el Puig el comportamiento fue el mismo, aunque el color rojo duró poco y se pasó pronto a la bandera amarilla.

El lunes por la tarde se repitió la misma historia. En las playas de Alamadraba y San Juan, en Alicante, se vieron tres rayas pero se mantuvo la bandera verde a petición del coordinador del servicio de salvamento en las playas de Alicante, que tras hablar con las autoridades de l’Oceanogràfic dictaminó que no había peligro.

Ese mismo día en las playas de Valencia y Benicàssim se avistó la presencia de un pez raya, pero las autoridades izaron de inmediato la bandera amarilla.

Ante la disparidad de opiniones, la Cruz Roja explicó ayer que la bandera amarilla “siempre indica precaución para que la gente esté al tanto”. Además, se informó de que en las playas castellonenses se había izado la bandera roja a petición de la Guardia Civil.

Por su parte, el veterinario de l’Oceanogràfic aseguró que la presencia de rayas no es una razón justificada para prohibir el baño en una playa, ya que no suponen ningún tipo de peligro.