Autoridades de Florida investigan el suicidio de Rebecca Ann Sedwick por acoso escolar

Cerca de media decena de ex compañeras de clase de la víctima están siendo investigadas por estar relacionadas con el caso.

Rebecca_Ann_Sedwick
Rodrigo Cortiña
17/9/2013

Las autoridades en el Estado de Florida, en Estados Unidos, informaron que se están investigando a antiguos compañeros de instituto de Rebecca Ann Sedwick, una niña de doce años que se suicidó tras ser acosada en Internet durante meses.

El jefe de la comisaría del condado de Polk, Grady Judd, dijo el pasado jueves que se estaba investigando a más de una decena de niñas por el acoso de Sedwick, aunque la cifra de suspechosos se había acotado consdierablemente.

“Podrían haber sido sólo dos o tres de ellas que participaron en el acoso”, dijo la portavoz de la comisaría, Donna Wood, agregando que la presentación de cargos en el caso podría demorarse.

“Tenemos que determinar si se cometió un delito. Tenemos leyes contra el acecho por Internet y leyes contra el ciberacoso. Realmente depende de cómo marche el caso”, señaló Wood.

Los problemas entre Rebecca y sus ex compañeras comenzaron en 2012, a raiz de “un asunto con un novio”. En ese momento, Sedwick fue hospitalizada para recibir tratamiento psicológico y recibió educación en casa antes de cambiarse de instituto.

Los investigadores encontraron mensajes amenazadores contra Rebecca, que decían cosas como “Deberías morir” o “¿Por qué no te matas?”, dejando a la victima muy abatida y “absolutamente aterrorizada”.

Judd comentó también que los investigadores descubieron que Sedwick dijo a un amigo por medio de un perfil social que pensaba suicidarse, pero que este no se lo había dicho a nadie. En palabras de la victima “Voy a saltar. No aguanto más“.

Si sufres acoso escolar o por medio de redes sociales no te lo calles: existen numerosas personas que pueden ayudarte de forma confidencial y gratuita, como la  Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), que cuenta ahora con dos líneas de orientación -para niños (900 20 20 10) y adultos (600 50 51 52)-, y ha recibido 1,3 millones de comunicaciones desde su creación en 1994. Impidamos así que vuelvan a ocurrir casos similares y que se acabe de una vez por todas el acoso, con las consecuencias tan graves que trae.