Au Pair: Ventajas, inconvenientes y la mejor manera de conseguir este trabajo

Salir de Au Pair puede ser una experiencia enriquecedora en la que se conoce un idioma distinto, así como una cultura y costumbres diferentes. Pero no se debe confundir con una relación laboral, propiamente dicha, ya que el dinero al que se accede es prácticamente de bolsillo.

au pair nenes
Antonio
23/8/2013

Entender el fenómeno de Au Pair, como un trabajo en sí, es algo que puede llevar a la decepción. Más que un trabajo, se trata de una relación de intercambio cultural, ya que la remuneración económica que se percibe es mucho más baja que la de un trabajo real.

El Au Pair trabaja cuidando a los niños. Esta es la base de dicha relación en la que el Au Pair, acaba obteniendo una experiencia, que le brinda la oportunidad de viajar, perfeccionar un segundo idioma in situ, e incluso “casi” independizarse.

Por lo tanto las ventajas de salir de Au Pair a un país extranjero son:

Conocer el idioma de destino a fondo: expresiones propias de la zona, acentos, construcciones gramaticales diferentes y otras formas de pronunciación.

-La posibilidad de visitar museos, exposiciones y monumentos. La mayoría de las familias de acogida facilitan este tipo de actividades, incluso pueden llevar ellas mismas a su Au Pair.

-Darse unas vacaciones de la crisis, ya que es cierto que se pueden pasar 18 meses en el extranjero con muy poco dinero gracias a que se cuenta vivienda y comida cubiertas.

Aunque también hay que tener en cuenta las desventajas:

-Es más que probable que se tenga que poner dinero propio, tanto para el billete de ida y vuelta (aunque se puede pactar con algunas familias cierta ayuda), como para moverse por el país, salir de copas y comprar cosas necesarias (abrigos, tarjeta para el móvil…)

No es una forma de ahorrar y volver con dinero, pues como ya hemos mencionado, el dinero que se consigue da para sobrevivir.

-Hay que adaptarse a otras costumbres, otro hogar, otras personas y sobre todo a unos niños, que habrá que ganárselos para vivir en una agradable armonía. En el proceso se puede presentar ansiedad, nerviosismo y todo lo que entraña un cambio de situación y circunstancias.

Conseguir una familia de acogida es una cuestión que se puede solucionar desde las agencias de intercambio que hay por Internet, hasta los centros de idiomas que ponen en contacto a las familias con los Au Pair.

En Internet se encuentran agencias de intercambio Au Pair/Familia de acogida como por ejemplo: “Aupair online”, “Au-Pair-Box” y “AuPair” que son estupendas herramientas para no sólo establecer el contacto con la familia de acogida, si no que son muy útiles y casi imprescindibles para acceder a la información sobre las normas de Au Pair de cada país, conocer los documentos necesarios en cada caso, contar con un seguro médico y de asistencia en caso de accidentes y sobretodo para cambiar de familia en caso de que fuera necesario.

No hay que olvidarse que las tareas de Au Pair distan de las de una limpiadora profesional, ya que sólo puede pedir la familia de acogida a su Au Pair tareas relacionadas con los niños, aunque éstas si incluyan limpieza de sus dormitorios, baños, ropa…

También se tiene el derecho a vacaciones, de al menos 4 semanas por cada año de trabajo, en las que se seguirá percibiendo la paga mensual. No podrán obligar al Au Pair a salir de vacaciones en la misma fecha de la familia.

Es interesante visitar los blogs de Au Pairs que hay repartidos por la web, si se desea contar con la experiencia de quienes ya han recorrido este camino