Asociación de Víctimas del Metro de Valencia del 3 de julio: Miles de personas se reúnen en la Plaza de la Virgen

Como cada 3 de cada mes, la concentración, cada vez más amplia, volvió a pedir al Gobierno valenciano la necesidad de abrir una nueva investigación y que se asuman “responsabilidades de una mala gestión”

dia 3 victimas metro valencia
Ximo Roselló
4/6/2013

La Plaza de la Virgen de Valencia volvió a reunir ayer día 3 a miles de personas para dar apoyo a la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio y exigir así al Gobierno valenciano la necesidad de abrir una nueva investigación y que asuma “la responsabilidad de una mala gestión” de un transporte público en el cual perdieron la vida 43 personas y otras 47 resultaron heridas graves tras el accidente de 2006.

La concentración ha tenido lugar a las 19.00 horas, empezando con cinco minutos de silencio en honor a las víctimas del accidente. En las pancartas de los asistentes se podían leer gritos de ‘Sí se puede’, ‘No estáis solos’, o ‘Cotino dimisión’.

Beatriz Garrote, presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro 3 de Julio, se ha mostrado “muy emocionada” con motivo de la afluente asistencia de público que ha acudido a la plaza y ha asegurado que seguirán esperando respuestas “el tiempo que haga falta”. Uno de los miembros de la asociación ha leído un manifiesto en el que, ante la falta de “ética de los políticos”, el colectivo apuesta por “la dignidad”.

Garrote ha anunciado también que se está trabajando para la realización de una querella por la vía penal aunque “las prescripciones juegan en nuestra contra”. Esta investigación tendría “dos líneas”. Una que haga referencia a las “falsedades en la comisión parlamentaria” y otra sobre “las causas por las que ocurrió el accidente y por las que murieron nuestros familiares”.

La Asociación ha informado que el día 3 del próximo mes, con motivo del séptimo aniversario del accidente de metro que tuvo lugar en 2006, ha organizado una ofrenda floral que tendrá lugar por la mañana en punto situado encima de la curva, concretamente, entre las calles de Roig de Corella y San Vicente.