Aplicaciones para móviles: Cuáles son las más educativas para los pequeños

El mundo de las App también se abre ahora a los niños: aprender a leer, a contar, a sumar, a cuidar el medio ambiente… ahora desde el móvil

3-aplicaciones-ninos
Andrea López
15/8/2013

Los tiempos cambian. Y para adaptarse hay que cambiar con ellos. Eso es lo que está sucediendo en la nueva era de las tecnologías. Móviles Android, Smartphones, libros electrónicos… El pan de cada día al que no resulta complicado amoldarse. Sin embargo, hay cosas que se mantienen. Como por ejemplo la necesidad de instruir a los más pequeños.

Actualmente existen innumerables aplicaciones que intentan adaptar un elemento básico como la educación a los tiempos que corren.

Enseñar a leer, a contar, a comer o a cuidar el medio ambiente son las asignaturas troncales de estas aplicaciones. Y en la mayoría de ocasiones se ofrecen de forma gratuita desde Play Store, para sistemas de Android, iPhone o iPad.

La aplicación Preschool Adventure ofrece una escuela a disposición del usuario. Se enseñan partes del cuerpo, formas, colores y números a través de juegos de memoria y otros mecanismos.

Las matemáticas también se enseñan a través del móvil. Cut Math es la aplicación que ofrece las matemáticas elementales y adaptadas a los más pequeños. Ejercicios de suma, resta, secuencia de números… Se ejemplifican mediante manzanas en una cesta o ovejas en un prado, para que el niño pueda aprenderlo de forma sencilla.

Pero para los más bebés también hay algo. Baby’s Musical Hands es una aplicación que puede utilizarse a partir de los ocho meses. Se trata de un piano con el que iniciar a los niños en la creación musical para estimular sus sentidos.

Si se ha hecho tarde y el niño no quiere acostarse, también existe una aplicación para los padres. Cuentos para dormir ofrece las historias tradicionales para poder leerlas desde tu propio móvil.

La historia no acaba aquí: la salud y los buenos hábitos alimenticios también son abordados por estas aplicaciones.

Food Flight es un juego que ayuda a los niños a comer sano. Se trata de mover un muñeco de nieve para que recoja la comida que cae del cielo. Gana la partida quien consiga que su muñeco consuma 2.000 calorías saludables (lo que debe consumir un niño en edad escolar). Si alimentas al muñeco con comida poco saludable terminas siendo descalificado.

Si el problema es que ya se agotaron las ideas y no sabes qué hacer para comer, la aplicación Comida Saludable HD te ofrece 200 recetas creadas por nutricionistas profesionales. Además, puedes marcar tu receta favorita para encontrarla rápidamente.

Pero también hay aplicaciones para los niños que padecen diabetes y para los celiacos.

Para las personas celíacas es muy complicado mantener una dieta acorde a sus necesidades. La aplicación Glutenfreelist identifica los alimentos sin gluten que se pueden incorporar a la dieta. Se introduce el nombre del alimento que se desea comprar. Posteriormente aparece una lista con distintas opciones del mismo producto. Al pulsar sobre cada una de ellas te informa sobre si tiene la aprobación de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE).

Para aquellos que sufren diabetes, Contando alimentos con Lenny es la aplicación apropiada. De la mano del león Lenny los pequeños aprenden los valores de los carbohidratos de los alimentos básicos y pueden crear su propia guía de alimentos en función de lo que pueden ingerir y lo que más les gusta. Es una forma sencilla de contar los carbohidratos que se consumen y de poder llevar un seguimiento de los niveles de azúcar en sangre.

La enseñanza sobre el cuidado del medio ambiente también preocupa al mundo de las aplicaciones. Recycle Hero enseña a los pequeños a reciclar a través de las pruebas que se le presentan durante la aventura. Para continuar pasando niveles, el niño tendrá que pasar todas las pruebas.

Pocos aspectos de la educación de los pequeños pasan desapercibidos por las App. Algunos especialistas confían en la funcionalidad de estas herramientas siempre y cuando se controle el tiempo de utilización y el contenido de las mismas, pues un mal uso de las nuevas tecnologías puede resultar altamente peligroso.