Alberto Fabra, el president de la Generalitat, se separa de su mujer tras 21 años de matrimonio

Los trámites se iniciaron hace más de un año, pero el divorcio no se ha hecho efectivo hasta hace escasos 15 días

fabra1
Mireya Lázaro
6/5/2014

Tras 21 años de matrimonio, el president de la Generalitat, Alberto Fabra y la que fuera su mujer, Cristina Fortanet, han puesto fin a su relación. El divorcio, cuyos trámites se pusieron en marcha hace ya más de un año, se ha hecho realidad hace escasos días.

La separación de la pareja era ya evidente, puesto que el presidente regional vive desde hace un tiempo en Valencia, mientras que la que es ya su ex mujer y sus dos hijos, Alberto y Cristina, han permanecido en Castellón.

La pareja se casó en 1993 en Castellón, siendo Alberto Fabra ya concejal de del Ayuntamiento de la capital de la Plana. Además, según la propia biografía del president, ‘eran novios de toda la vida’.

Valencia 25092012. Debate estado comunidad

Hasta que el político fue nombrado como máximo responsable de la Generalitat, la familia había vivido siempre en Castellón, donde Cristina cuenta con un despacho propio de arquitectura desde 1992.

Sin embargo, tras su elección, Fabra fijo su domicilio en la capital del Túria, donde tienen su sede las principales instituciones públicas. Mientras que su mujer permaneció en Castellón y acudia a los distintos actos del Partido Popular o eventos de importancia, como la proclamación de la Fallera Mayor

No obstante, Cristina Fortanet dejo hace ya más de un año de aparecer junto a su marido.

A pesar de que el divorcio ya es oficial, la página de la Generalitat aún no ha actualizado el perfil de su presidente, en el que se puede leer:
‘Alberto Fabra es un hombre de familia. Lleva 20 años casado con Cristina Fortanet y tiene dos hijos, Alberto y Cristina. Disfruta viendo a su hijo jugar al fútbol los sábados por la tarde cuando su agenda se lo permite y, en su etapa como alcalde de Castellón, acompañaba a su hija a diario al colegio’.