Actualidad Valencia CF. Carles Gil podría acabar cedido en Elche u Osasuna

El canterano blanquinegro necesita disponer de más minutos de cara a la segunda vuelta del campeonato liguero

1409571728_extras_noticia_foton_7_1
Alberto Ferrer
22/12/2014

Robert+Ibanez+8j3Gt2JbsLBmEl Valencia estará muy atento en este mercado invernal de 2015. Y es que después de dar por hecha la llegada de Enzo Pérez desde Lisboa, a la secretaría técnica ché encabezada por Francisco Rufete también le insertaría cerrar el apartado de salidas. Bajas como las de Joao Pereira y Bruno Zuculini, dos hombres sin minutos y que no cuentan para Nuno Espírito Santo, son necesarias de cara al segundo tramo del curso.

Por su lado, otro de los nombres que suenan para dejar la disciplina de Mestalla, al menos cedido, es el Robert Ibáñez. El joven atacante necesita jugar más y eso es algo que en el primer equipo de los blanquinegros no ha conseguido. El canterano ha disputado hasta la fecha un total de 39 minutos entre cuatro partidos y todos ellos como local. Por esta razón, y a pesar de que tanto el técnico luso como desde el club se ha depositado en él grandes esperanzas de cara a un futuro próximo, Robert apunta a que saldrá prestado en enero.

Por el momento pretendientes no le faltan. El atacante ha demostrado tener calidad, chispa y verticalidad cada vez que ha jugado. Por ello, y después de haber seguido sus pasos en el filial así como en la pretemporada pasada, clubes como el Elche o el Osasuna se han interesado por sumar al valencianista para encarar la segunda vuelta del campeonato liguero.

La primera de las opciones sería el cuadro franjiverde. Fue en este donde acabó cedido Carles Gil, quien a las órdenes del aún entrenador a día de hoy, Fran Escribà, logró destacar tanto en Liga Adelante como en Liga BBVA. La parte positiva de la cesión a los del Martínez Valero es que Robert disputaría minutos en Primera División, así como las buenas relaciones entre las dos entidades.

Por su lado, Osasuna está en Liga Adelante peleando por la mitad de la tabla y necesitaría sumar efectivos con nivel en este enero para dar un salto de calidad que le permita luchar por, al menos, los puestos de Playoff de ascenso al final de la temporada. Asimismo, y a pesar de ser Segunda División, Robert tendría casi asegurada su presencia semana sí y semana también en el once rojillo.

Sin embargo, la nota negativa para el equipo ilicitano es el Fair Play Financiero. Y es que después de superar el tope de salarios permitidos, los franjiverdes siguen luchando por poder inscribir a Mudingayi, quien sigue entrenándose con el grupo pero aún no ha disputado un solo minuto. De esta manera, y a expensas de que el Elche dé salida a alguno de sus jugadores para aclarar su situación de contratos, la llegada de Carles Gil tendrá que esperar para Escribà.