Abultada victoria por 53-0 le cuesta una amonestación al ganador

El Aznalcázar Atlético provocó la retirada de la competición al Palomares Juniors después de meterle 53 goles

julian-niza-futbol--644x362
Carlos Redondo
4/11/2014

Una victoria no es siempre una victoria. Esa es la lección que podemos sacar del encuentro que el pasado fin de semana disputaron el Aznalcázar Atlético y el Palomares Junior. Englobado dentro de la liga provincial de alevines de Sevilla, los primeros ganaron el partido por un abultado resultado de 53-0. Se trata de un resultado muy extraño en el fútbol, incluso en las categorías inferiores.

Al enterarse del resultado, la Delegación Sevillana de la Federación Andaluza de Fútbol (FAF) ha pedido la sanción al técnico del conjunto ganador, por considerar el resultado como “humillación”. La Federación argumenta que en el fútbol de formación lo de menos es el marcador, siendo los monitores “los primeros responsables” para evitar situaciones como esta.

Palomares Junior, baja de la competición Foot

Más allá de las sanciones que puedan imponerse, el partido ya ha tenido duras consecuencias para el equipo derrotado. Tras el partido, el Palomares Junior decidió retirarse de la competición. Esto demuestra cómo un simple resultado de fútbol puede tener graves consecuencias. Recordemos que el partido se disputaba en edad alevín, con niños que juegan por diversión y que en ningún momento necesitan la victoria para otro fin que no sea aprender divirtiéndose.

“A los responsables de ese equipo habrá que darles un tirón de orejas” ha declarado Julián Niza, director de Escuelas de fútbol de la FAF.