32.000 firmas a través de charge.org para pedir el cierre definitivo del proyecto castor

Hace días que los terremotos son de escasa intensidad, pero los vecinos no descansarán tranquilos hasta que el Proyecto Castor se cierre definitivamente.

proyecto castor
Isabel Sancho
10/10/2013

cierre proyecto castorMonika Salvador, vecina de Benicarló, una de las poblaciones afectadas por los seísmos provocados por el Proyecto Castor, está recogiendo firmas, a través de la plataforma Change.org, con el fin de enviar una petición al Ministro de Industria solicitándole que “ordene el cierre definitivo del proyecto castor y el desmantelamiento de la plataforma”.

En su petición, esta vecina denuncia que “lo que no tiene sentido es que estemos autorizando un almacén de gas que está provocando terremotos, y a tan solo 80 kilómetros de una central nuclear. ¿Estamos locos?”

Los seísmos se iniciaron el pasado 13 de septiembre, y aunque comenzaron siendo de baja intensidad, de entre 1,6 y 2,8 grados en la escala Ritcher, llegaron a alcanzar los 4,2 grados en la madrugada del 1 de Octubre, lo que generó una gran alarma entre las poblaciones que percibieron el temblor. Desde el pasado 5 de octubre, día en que se registraron 12 movimientos con una magnitud máxima de 2,2 grados, el descenso tanto en la frecuencia como en la intensidad de los seísmos ha sido notable.

Monika relata que los vecinos llevan noches sin dormir y con “el miedo constante en el cuerpo de que en cualquier momento el suelo vuelva a temblar.”

En tan solo una semana la petición ha logrado 32.000 firmas, pero el objetivo es llegar hasta las 50.000.

Los vecinos exigen al Ministerio el cierre definitivo de la planta y se muestran preocupados por las declaraciones de Miguel Ángel Soria en las que dejaba la puerta abierta a que se reanudasen los trabajos del Proyecto Castor, suspendidas temporalmente. El Ministro afirmaba ante los medios de comunicación que “hasta que no tengamos un informe fehaciente de carácter científico no se sabrá con seguridad la causa de los movimientos sísmicos”. Es por ello que no se retomarán las inyecciones de gas “mientras no se den las condiciones plenas de seguridad”. En su petición de change.org Monika insiste “Lo que deben hacer es cerrar el proyecto y desmantelar la plataforma, antes de que pueda causar un desastre de magnitud impredecible”.